martes, 16 de noviembre de 2010

Homero (De todo un poco y a gusto y placer)




Otro video denegado o sancionado, derechos de copyright. Temas que involucran pensar son prohibidos, temas que involucran lo inverso son desarrollados. No hace falta agregar más. Buscaré una variante pero no claudicaré por defender que el conocimiento es de uso público.



“Mi queso, mi vino, mi pan”
(La Odisea)




"Muere, pero yo recibiré mi destino donde le plazca a Zeus, y a los otros dioses inmortales".
(La Ilíada, XXII)




“¿Por qué me preguntas mi linaje? Como el linaje de las hojas soy”
Simónides de Amorgos (La Iliada) 




Homero
(Grecia, S. IX a.C -  S.VIII a.C.)

Datos obtenidos

Poeta griego, escritor de las obras tituladas la Iliada y La Odisea, esta últina es un poema épico de narra las aventuras corridas al regresar este insigne Rey de Itaca de la famosa guerra de Troya. Algunos autores niegan la existencia de esta persona. Es el creador de la épica grecolatina y, por ende, la literatura occidental.
En palabras de Hegel, Homero es «el elemento en el que el mundo griego vive como el hombre vive en el aire». Admirado, imitado y citado por todos los poetas, filósofos y artistas griegos que le siguieron, es el poeta por antonomasia de la literatura clásica, a pesar de lo cual la biografía de Homero aparece rodeada del más profundo misterio, hasta el punto de que su propia existencia histórica ha sido puesta en tela de juicio.

¿ Existen dos Homeros en la historia de Grecia ?
Homero I es el autor de La Ilíada (S IX a.C).
Homero II es el autor de La Odisea. (S VIII a.C)



La Iliada

La Iliada se sitúa en el último año de la guerra de Troya, que constituye el telón de fondo de su trama. Narra la historia de la cólera del héroe griego Aquiles. Insultado por su comandante en jefe, Agamenón, el joven guerrero Aquiles se retira de la batalla, abandonando a su suerte a sus compatriotas griegos, que sufren terribles derrotas a manos de los troyanos. Aquiles rechaza todos los intentos de reconciliación por parte de los griegos, aunque finalmente cede en cierto modo al permitir a su compañero Patroclo ponerse a la cabeza de sus tropas. Patroclo muere en el combate, y Aquiles, presa de furia y rencor, dirige su odio hacia los troyanos, a cuyo líder, Héctor (hijo del rey Príamo), derrota en combate singular. El poema concluye cuando Aquiles entrega el cadáver de Héctor a Príamo, para que éste lo entierre, reconociendo así cierta afinidad con el rey troyano, puesto que ambos deben enfrentarse a la tragedia de la muerte y el luto.


La Odisea

La Odisea narra el regreso del héroe griego Odiseo (Ulises en la tradición latina) de la guerra de Troya. En las escenas iniciales se relata el desorden en que ha quedado sumida la casa de Odiseo tras su larga ausencia. Un grupo de pretendientes de su esposa Penélope está acabando con sus propiedades. A continuación, la historia se centra en el propio héroe. El relato abarca sus diez años de viajes, en el curso de los cuales se enfrenta a diversos peligros, como el cíclope devorador de hombres, Polifemo, y a amenazas tan sutiles como la que representa la diosa Calipso, que le promete la inmortalidad si renuncia a volver a casa. La segunda mitad del poema comienza con la llegada de Odiseo a su isla natal, Ítaca. Aquí, haciendo gala de una sangre fría y una paciencia infinitas, pone a prueba la lealtad de sus sirvientes, trama y lleva a efecto una sangrienta venganza contra los pretendientes de Penélope, y se reúne de nuevo con su hijo, su esposa y su anciano padre


Cuestiones épicas

Ambas epopeyas están escritas en un verso formal y elevado, en un lenguaje jamás empleado en la lengua normal; su métrica es el hexámetro dactílico (véase Versificación). Es imposible establecer una distinción entre estas dos obras en el aspecto estilístico. Sin embargo, resulta fácil comprender por qué, desde la antigüedad, muchos lectores las han atribuido a dos autores diferentes. La Iliada habla de las pasiones y plantea dilemas imposibles de resolver. No hay en ella auténticos villanos; Aquiles, Agamenón, Príamo y los demás personajes son víctimas de un universo trágico y cruel. En la Odisea, por el contrario, el mal es derrotado, triunfa la justicia y la familia, tristemente separada, se reúne de nuevo. La astucia, particularmente la de Odiseo, actúa como fuerza motriz a través de todo el relato.


Los Himnos homéricos

Junto a la Iliada y la Odisea figuran los llamados himnos homéricos, una serie de poemas relativamente breves, que celebran las hazañas de diversos dioses, compuestos en un estilo épico similar, y también atribuidos a Homero.
Se atribuye a Homero la redacción de la Batracomiomaquia, obra que narra, parodiando los recursos de la épica y aproximándose al mundo de la fábula, la lucha entre las ranas y los ratones
Los himnos homéricos son una colección de treinta y dos (o treinta y cuatro, según otros cálculos) poemas épicos cortos griegos, que en la antigüedad solían atribuirse a Homero. En la actualidad, se considera que el más antiguo de ellos, el dedicado a Deméter, fue escrito en el siglo VII a. C., en tiempos de Hesíodo, algo más tarde que la fecha normalmente atribuida a Homero. Esto les sitúa entre los más antiguos monumentos de la literatura griega.
Cada uno de los himnos está dedicado a un dios y destinado a ser cantado por un aedo como preludio o proemio (en griego προοίμιον prooimion) antes de pasar a uno más largo. Los himnos varían ampliamente en longitud, siendo algunos tan breves como tres o cuatro líneas, mientras que otros exceden las quinientas.
 

Personajes relacionados


Simónides de Amorgos: Atribuye al «hombre de Quíos el siguiente verso de la 'Iliada, «¿Por qué me preguntas mi linaje? Como el linaje de las hojas soy»

Luciano de Samósata: menciona que fue un babilonio enviado a Grecia como rehén, (griego antiguo μηρος, homêros), y de ahí su nombre.

Pausanias: Lo menciona en sus escritos


Helánico de Lesbos: Lo menciona en sus escritos

Tucídides: Lo menciona en sus escritos

Eratóstenes: Lo menciona en sus escritos

Heráclito: Lo menciona en sus escritos

Teágenes de Regio: Lo menciona en sus escritos

Píndaro: Lo menciona en sus escritos


Simónides: Lo menciona en sus escritos

Jenófanes: Lo menciona en sus escritos

Hecateo de Mileto: Lo menciona en sus escritos

François Hédelin, abate de Aubignac: Sostenía que los dos grandes poemas de Homero (La Ilíada y la Odisea) eran fruto del ensamblaje de obras de distinta procedencia, lo que explicaría las numerosas incongruencias que contienen.



Alimentos relacionados

En la Odisea y La Ilíada, Homero hace mención a los siguientes alimentos

Entre las plantas a las cuales el hombre primitivo atribuía poderes mágicos, el ajo ocupa un puesto de honor. Homero refiere que, cuando Circe convirtió en cerdos a los compañeros de Ulises, éste se pudo sustraer al hechizo por medio de la hierba milagrosa (Probablemente el Allium moly) que había recibido de Hermes, y que la leyenda hace derivar de la sangre del gigante Pikolos, horrible monstruo de pies serpentiformes. Recomienda el uso del ajo por sus virtudes terapéuticas

Embutidos
Menciona a la tripa rellena con sangre y grasa que puede asarse al fuego (Es la referencia más antigua de un embutido)

Menciona a Penélope, símbolo de la fidelidad conyugal, la cual se entretenía fabricando sabrosos quesos para amigos y parientes.

El cíclope Polifemo y Ulises
“Sus vagabundeos le llevan a una isla. Sus hombres están hambrientos y Ulises decide buscar por la isla. Llega hasta una cueva de dimensiones gigantescas. Está llena  de quesos. Ulises decide coger algunos”

Leche
Habla despectivamente de los pueblos que toman leche y los llama galactófagos. Menciona al gigante Polifemo, cíclope de un solo ojo, al cual cegó Ulises aprovechando su borrachera, si bien es descrito como antropófago también usaba la leche como alimento, y en su antro había varios utensilios muy empleados en lechería.

Cabras
Habla de los grandes banquetes durante las guerras y los viajes y explica como se cazan cabras, trinchan carnes y se consumen cestas de golosinas

Ciervo
"(Los mirmidores) eran como lobos carnívoros, en cuyos corazones hay fuerza, que habiendo derribado en las montañas un gran ciervo ramado, desgarrándolo la devoran; pero los hocicos de todos están colorados de sangre". Ilíada, XVI.


Retroenlace


Blog Mitología y los Alimentos:  

Blog La Cultura gastronómica en videos: Ajo -  Embutidos - Queso - Leche - Cabras - Golosinas - Cerdos -

Blog Citas culinarias: Ajo - Pan - Queso -



Les recomiendo consultar estos excelentes blogs y páginas Web (Me he nutrido de ellos cubriendo mi ignorancia, humildemente gracias!!)


Video


Publicar un comentario